Tech & Sciencia

Google trabaja en un detector de infartos y cáncer

Google trabaja en un detector de infartos y cáncer

Google actúa ya no solo en el ámbito de la tecnología, sino también en otras disciplinas vinculadas con la innovación y la medicina. Buena prueba de ello son las nanopartículas que ahora prueba de desarrollar y que, de funcionar correctamente, podrían ayudar a detectar y prevenir diferentes tipos de cáncer. El proyecto será desarrollado por Google X, un departamento de la empresa que vela por el progreso social.

Las nanopartículas de Google todavía no están disponibles; se calcula que aún harán falta entre cinco y siete años para poder desarrollar el proyecto de manera óptima. Sin embargo, la empresa ya tiene claro cual sería su funcionamiento: las partículas serían ingeridas por el paciente en forma de pastilla y, una vez dentro de su cuerpo, podrían ser manejadas y dirigidas a través de los sensores o imanes de una prenda externa puesta sobre el paciente.

Google trabaja en un detector de infartos y cáncer

Google trabaja en un detector de infartos y cáncer

La idea es que las nanopartículas actúen desde dentro del cuerpo, adhiriéndose a sus moléculas y comprobando si existen agentes externos formando parte de las mismas. Igualmente, las nanopartículas ingeridas podrían alertar acerca de la presencia de partículas anómalas circulando por el flujo sanguíneo y alertar de ello en una fase incluso muy primitiva de la enfermedad.

En definitiva, esta nueva tecnología está pensado básicamente para detectar casos de cáncer antes de que estos se expandan por el organismo, pero su aplicación también sería perfectamente válida para prevenir enfermedades menores o incluso ataques de corazón.