Si hay una pregunta que nos hemos formulado una y otra vez durante este año en el terreno cinematográfico es “¿realmente hacía falta?”. En multitud de ocasiones, la respuesta ha sido un claro y rotundo “no”. Sagas de los ochenta y noventa se han intentado rescatar, con poco éxito en la mayoría de los casos. Desde los Men in Black hasta las Ángeles de Charlie, 2019 nos ha dado un empacho de ficciones recicladas en el que ha sobrado mucha nostalgia y hemos echado en falta la originalidad.

Aunque no hay un consenso general, la mayoría de estas películas han recibido malas críticas y no han conseguido despertar antiguas franquicias más que para dar unos últimos estertores. En este artículo, repasamos el éxito en taquilla de todos los remakes estrenados en durante el año 2019.

The Upside

Empezamos el año con un remake estadounidense de la exitosa The Intouchables, película francesa estrenada en 2011 que se llevó por delante numerosos premios. The Upside vuelve a traernos su historia después de dos años de controversia para su estreno. La cinta se expuso en 2017 en el Festival de Cine de Toronto en 2017, y su estreno en las salas de cine estaba previsto para el año siguiente, pero las denuncias de abuso sexual contra Weinstein paralizaron el proceso. Tras la caída de The Weinstein Company, STX adquirió los derechos y The Upside vio la luz a principios de año.

A pesar de tantos esfuerzos, la película pasó desapercibida en la taquilla americana, y buena parte de la crítica especializada ha criticado su falta de originalidad y adaptación a la cultura estadounidense.

What Men Want

Es difícil borrar de la mente la imagen de Mel Gibson poniéndose unas medias y depilándose las cejas en su intento por entender la mente femenina. ¿En qué piensan las mujeres? o What Women Want golpeó en los 2000 como la comedia romántica que definiría el nuevo sentir de los tiempos, pero que envejeció desfavorablemente casi antes de su estreno.

Este año, Taraji P. Henson es quien se mete en la mente masculina con una nueva película que, aunque prometedora, pasó sin pena ni gloria por la cartelera de principios de año. La cinta ha generado un revuelto de críticas que pasan de alabar su ritmo ameno y final predecible, a criticarlo con dureza.

Dumbo

Disney comenzó su andadura por los remakes de 2019 con una película que ha sido mejor de lo que muchos esperaban, pero, aún así, no ha estado a la altura. Dumbo aterrizó en la cartelera sin montar mucho revuelo, para traernos una historia que poco tenía que ver con el relato original de 1941.

Es el único remake de la Casa de Mickey Mouse que no ha sobrepasado los mil millones de dólares este año. De hecho, se quedó en poco más de 350 millones. La crítica tampoco la recibió con los brazos abiertos. La mayoría de reseñas destacaban la marca visual de Tim Burton, pero rechazaban sus personajes planos y la falta de personalidad de la película.

Timadoras compulsivas

Anne Hathaway y Rebel Wilson protagonizaron otro remake con aires de fracaso. La comedia sobre dos timadoras que se retan para estafar a un nuevo millonario no ha convencido al público yni a la crítica.

La cinta es la versión feminizada de Dirty Rotten Scoundrels (1988), protagonizada por Steve Martin y Michael Caine. A su vez, esta era una versión de la más antigua Bedtime Story, de 1964, que contó con Marlon Brando y Shirley Jones en los papeles principales. Por desgracia, Timadoras compulsivas no tenía nada nuevo que aportar a esta historia.

Cementerio de animales

Basada en la novela de Stephen KIng, Cementerio de animales —o Cementerio maldito— es un relato de terror sobre mascotas resucitadas, imaginación infantil y bosques misteriosos. El libro fue llevado a la gran pantalla por primera vez en 1989 de la mano de Mary Lambert, quien más tarde le dio su propia secuela.

La nueva versión, esta vez a cargo de Kevin Kölsch y Dennis Widmyer, ha recibido un aprobado bajo por parte de la crítica especializada y del público. La cinta apenas superó los cien millones de dólares en taquilla y se ha convertido, simplemente, en una más de las adaptaciones del rey del terror.

Hellboy

Se trata del reboot de la bilogía original de películas sobre este personaje, que se estrenaron entre 2004 y 2008. En esta nueva versión, David Harbour (Stranger Things) se convirtió en Hellboy para una entrega tan sangrienta que varias escenas fueron eliminadas para el estreno global de la película.

La opinión de los seguidores del personaje oscila entre la aceptación moderada y la decepción, y la crítica no ha sido muy benevolente con ella. El propio Harbour cargó contra la crítica especializada para recalcar que no podía compararse Hellboy con las cintas de Marvel porque son dos productos muy diferentes. Aún así, no parece que Neil Marshall haya dado con la fórmula correcta para resucitar al héroe.

Aladdín

La revisión de este cuento clásico de Disney resultó en una de las películas más exitosas del año para la compañía. El vestuario de inspiración bollywoodiense a bajo presupuesto y la caracterización de Will Smith como el Genio provocaron la suspicacia de gran parte del público. No obstante, la cinta habla por sí sola, y el resultado final fue bastante mejor de lo esperado para la audiencia, que lo premia con un 94% en Rotten Tomatoes frente al 57% que le otorga la crítica.

La remodelización de la protagonista femenina con Naomi Scott y la eterna sonrisa de Mena Massoud como el ladrón callejero de Agrabah conquistaron a buena parte de los escépticos y consiguieron un remake que estaba a la altura del original e introducía alguna necesaria actualización.

Fénix oscura

La franquicia de los mutantes le dio una segunda oportunidad al personaje de Jean Grey para rehacer el fallido trabajo de Brett Ratner con X-Men: La decisión final en 2006. Aunque Sophie Turner le otorgó algo de profundidad a la poderosa Grey, la película cayó en los mismos errores que su predecesora y el resultado fueron más de dos horas de bamboleo sin sentido con el que nadie quedó satisfecho. Un final agridulce para los X-Men con el que cerrar sus proyectos para Fox antes de ser absorbidos por el gigante del ratón.

Men In Black: International 13 jun

Chris Hemsworth y Tessa Thompson demostraron que tienen química en pantalla en cualquier escenario y sacaron a la luz su lado más cómico para dar una nueva vida a la saga de los hombres de negro. Un remake entretenido con el que medio millón de personas pasaron el rato en nuestro país, pero que ha sido la peor valorada de la franquicia, tanto aquí como de forma internacional.

SHAFT

Se trata de la quinta entrega de una saga que lleva en el imaginario popular desde 1971 a través de las peripecias del detective John Shaft, originalmente interpretado por Richard Roundtree. Samuel L. Jackson se convirtió en su hijo para la secuela del año 2000 y en esta nueva versión se les une el último descendiente de la familia, al que da vida Jessie Usher.

La película original tuvo un enorme éxito en Estados Unidos y Samuel L. Jackson supo recoger el testigo de la trilogía con una cinta de aire vintage. Pero la versión de 2019 está demasiado desfasada para que este intento de reavivar al personaje en la sociedad actual tuviera buen resultado.

El muñeco diabólico

Sumándose a la lista de revisiones que nadie había pedido llegó la enésima versión del clásico de terror protagonizado por el muñeco Chucky. Solo que esta vez no queda ni rastro del asesino en serie reencarnado en juguete infantil. Chucky ahora es Buddi, un muñeco electrónico e interactivo cuyo procesador ha sido manipulado para permitirle ser agresivo y hacer daño a los seres humanos. Una cinta que más que gritos provoca risas y que pasó sin pena ni gloria por la cartelera internacional.

El rey león

Disney demostró todo el potencial de su animación hiperrealista con este remake del clásico de 1994, que calcaba casi punto por punto los sucesos de la película original. El rey león fue todo un éxito en taquilla, recaudando más de 1600 millones de dólares en todo el mundo. En España, se mantuvo en el primer puesto durante semanas, convirtiéndose en la quinta película más taquillera de nuestra historia y acaparando las visitas familiares al cine durante todo el verano.

Pero su arrastre entre el público no hizo mella en la crítica, que la tachó de ser poco original y emotiva. Los expertos le ponen de media un 55/100 en Metacritic y un 53% en Rotten Tomatoes. Eso sí, si algo ha hecho esta versión de El rey león es darnos tema de conversación para todo el año.

Jacob’s Ladder

Tampoco ha convencido esta versión renovada de Jacob’s Ladder. Con alguna modificación a la premisa de la película original, David M. Rosenthal intentó devolver a la vida una historia que nadie había pedido revisitar. En general, recibió críticas negativas por parte de la crítica, en contraposición con el éxito de la película de 1990.

It: Capítulo 2

Para ser justos, el remake de Andy Muschietti comenzó en 2017 con la primera parte de su adaptación de la novela más conocida de Stephen King. Con esta segunda entrega completa la historia de los Perdedores al regresar a Derry, ya de adultos.

Su enfrentamiento final con Pennywise no ha convencido a todo el público, en parte por las tres horas de duración de la cinta, y en parte por la pérdida de su activo más cotizado: el adorable grupo de niños contra los que Bill Hader, James McAvoy y Jessica Chastain no tenían nada que hacer. It: Capítulo 2 fue un final solvente que, sin embargo, no consiguió superar el récord de taquilla de su predecesora.

Rambo: Last Blood

Sylvester Stallone protagoniza y coescribe la quinta entrega de la saga de películas de John Rambo. Last Blood se centra en el crimen organizado en México y actúa como secuela directa de Rambo (2008) y da continuidad a una franquicia que ya parecía muerta. En efecto, la cinta no ha tenido mayor éxito. Ha recibido críticas desfavorables en plataformas como Rotten Tomatoes (27%) y apenas ha tenido impacto en la taquilla de otoño.

La familia Addams

Desde el estreno de la exitosa serie de 1964, la familia Addams ha pasado por múltiples versiones en live-action y animación hasta llegar a la cinta animada de este 2019. Charlize Theron, Chloe Grace Moretz, Oscar Isaac y Finn Wolfhard ponen voz a los integrantes de uno de los clanes familiares más conocido de la cultura popular. La nueva versión ha satisfacido al público, pero no tanto a la crítica, quien le otorga un aprobado bajo.

Terminator: Destino oscuro

Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger vuelven a la franquicia de Terminator para retomar la historia de Sarah Connor 25 años después de lo sucedido en Terminator 2: el juicio final (1991). Con un estreno muy por debajo de las expectativas, la película ha sido una pérdida para Paramount y Skydance, a pesar de las buenas críticas recibidas por parte de la prensa especializada.

Los ángeles de Charlie

Kristen Stewart, Naomi Scott y Ella Balinska son los nuevos ángeles de Charlie, pero no alzaron el vuelo en el remake escrito y dirigido por Elizabeth Banks, que criticó los prejuicios de género contra el remake de una franquicia femenina. Lo cierto es que la película le da al público lo que espera, a cambio de una buena ración de peleas cuerpo a cuerpo, modelitos y alguna actualización con respecto a los fallos de las películas originales, pero no es el largometraje del año, ni debería aspirar a serlo.

Mujercitas

Del que no parece que nos vayamos a cansar es de la historia de las hermanas March, escrita en su versión original por Louisa May Alcott, que ha sido llevada a la pantalla grande en cuatro ocasiones. Este año, es Greta Gerwig quien se pone tras las cámaras para contarnos de nuevo sus desventuras en un filme que ha enamorado a la crítica y no podía llegar en mejor momento, el mismo día de Navidad. Además de contar con un reparto admirable tiene el respaldo de la crítica, que la puntúa con un 90/100 en Metacritic y un 94% en Rotten Tomatoes.

Cats

Este inusual horror picture show ha llegado para ensombrecer las navidades de la mano de James Corden, Judi Dench, Taylor Swift y Rebel Wilson, entre otros muchos actores transformados en escalofriantes figuras gatunas antropomórficas. La película es una de las más comentadas en redes esta temporada, ya que ha desatado una serie de críticas tan negativas como hilarantes.

La historia se basa en la obra de Broadway escrita por T. S. Elliot, que a su vez tomó la inspiración del libro de poemas Old Possum’s Book of Practical Cats. Se trata del segundo intento de llevar este relato a la gran pantalla, después de que la película de 1998 se estrenara directa a vídeo.