Coinbase ha anunciado una nueva línea telefónica de soporte para los clientes que creen que su cuenta ha sido comprometida por actores externos. Los usuarios podrán hablar con un agente de soporte en vivo, quien puede iniciar una investigación de inmediato. En una industria donde los tickets de soporte y los correos electrónicos son el método estándar de comunicación, Coinbase espera que esta implementación pueda ayudar a los usuarios a ahorrar un tiempo valioso al lidiar con este tipo de crisis.

Coinbase también ofrece a sus clientes capas adicionales de protección que incluyen autenticación de dos factores, reconocimiento de dispositivos desconocidos y claves de seguridad de hardware avanzadas.

Las adquisiciones de cuentas, o ATO, implican que un actor malintencionado obtenga acceso y control sobre la cuenta de un usuario. Se tratan como una forma de robo de identidad, donde los piratas informáticos simulan las credenciales del titular de la cuenta para restaurar una contraseña y un inicio de sesión. La mayoría de las veces, estas credenciales son el resultado de filtraciones de información previas u otros tipos de estafas, como ataques de phishing o keyloggers.

Las adquisiciones de cuentas representan una gran amenaza en el mundo de las criptomonedas, ya que los activos se pueden retirar casi instantáneamente y son más difíciles de rastrear o recuperar en comparación con las transacciones bancarias estándar.

Si bien los ataques de phishing y las brechas de seguridad seguirán existiendo, hay una multitud de métodos que los usuarios pueden tomar para prevenirlos.