El Fondo Monetario Internacional ha dicho que la reciente decisión de El Salvador de convertir Bitcoin en moneda de curso legal en el país puede generar preocupaciones legales y financieras.

En una conferencia de prensa del jueves del Fondo Monetario Internacional, o FMI, el portavoz Gerry Rice dijo que el grupo ya estaba en conversaciones con legisladores en El Salvador sobre un préstamo para apoyar la economía del país, habiendo aprobado fondos de emergencia relacionados con la pandemia el año pasado. Sin embargo, Rice dijo que un equipo del FMI se reuniría hoy con el presidente Nayib Bukele e insinuó que las criptomonedas serían un tema probable de discusión.

“La adopción de Bitcoin como moneda de curso legal plantea una serie de problemas macroeconómicos, financieros y legales que requieren un análisis muy cuidadoso”, dijo Rice. “Estamos siguiendo de cerca los acontecimientos y continuaremos nuestras consultas con las autoridades”.

Los portavoces del FMI a menudo han expresado su preocupación por los países que adoptan la moneda digital. En marzo, el grupo emitió una advertencia similar en contra de que las Islas Marshall reconocieran su moneda soberana digital, llamada SOV, como moneda de curso legal, ya que puede plantear riesgos legales y financieros similares. En ese caso, un portavoz dijo que la economía local de las islas se había visto afectada por las consecuencias económicas de la pandemia y probablemente no se corregiría con el SOV.

Relacionados: La moneda digital de las Islas Marshall ‘aumentaría los riesgos’, dice el FMI

En el caso de El Salvador, el tiempo entre la introducción de ideas y la acción es aparentemente corto. El presidente Bukele anunció por primera vez que propondría un proyecto de ley que convertiría a Bitcoin (BTC) en moneda de curso legal en El Salvador en un mensaje de video pregrabado en la conferencia Bitcoin 2021 este fin de semana. La legislación fue aprobada con una supermayoría en la Asamblea Legislativa de la nación ayer.

Aunque el país todavía está buscando el apoyo del FMI relacionado con la pandemia de este año, ya ha comenzado a considerar las necesidades energéticas de los mineros de Bitcoin. Bukele dijo que estaría instruyendo a la compañía eléctrica estatal LaGeo, para que ponga ciertas instalaciones a disposición de los mineros para utilizar la energía geotérmica de los volcanes del país; El Salvador actualmente opera las dos plantas geotérmicas en Ahuachapán y Berlín.

“Los activos criptográficos pueden plantear riesgos importantes”, dijo Rice. “Las medidas regulatorias efectivas son muy importantes cuando se trata de ellas”.