A pesar de las advertencias de las agencias globales con respecto a su adopción de Bitcoin (BTC), el gobierno de El Salvador continúa aprovechando las oportunidades del mercado.

Cuando el precio de Bitcoin cayó por debajo de los $ 46,000 el lunes por la mañana, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, anunció en Twitter que el país había “comprado la caída”. Con 150 monedas nuevas, el gobierno centroamericano ahora tiene 700 BTC, por un valor cercano a $ 32 millones al momento de escribir este artículo.

En un obvio guiño a las exenciones de responsabilidad de “no asesoramiento financiero” que se muestran en torno al ecosistema criptográfico, Bukele compartió su “consejo presidencial” al recordar que “nunca pueden vencerte si compras las caídas”.

Asesoramiento presidencial

– Nayib Bukele (@nayibbukele) 20 de septiembre de 2021

Según lo informado por Cointelegraph, El Salvador compró otra caída el día en que BTC se convirtió en moneda de curso legal en el país, cuando Bitcoin experimentó una caída repentina por debajo de $ 43,000.

El movimiento de El Salvador hacia la adopción emocionó al universo criptográfico, especialmente con la posible exención de impuestos para los inversores de Bitcoin. Sin embargo, la decisión del gobierno de adoptar Bitcoin como moneda de curso legal no está totalmente libre de problemas.

Aparte de las protestas y marchas contra el movimiento de Bitcoin del gobierno, la agencia de calificación crediticia Standard and Poor’s Global dijo que la adopción “tiene implicaciones negativas inmediatas” para la calificación crediticia del país. S&P también afirmó que la medida perjudicaría las posibilidades de El Salvador de obtener un acuerdo de préstamo de mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional.

Relacionado: El día de Bitcoin en el Salvador: ¿el primero de muchos o único?

El Salvador hizo historia al convertirse en el primer país en reconocer Bitcoin como moneda de curso legal el 7 de septiembre. El gobierno tenía 400 BTC entonces. Al aprovechar dos caídas de precios en dos semanas, comprando 150 monedas cada vez, El Salvador elevó sus tenencias de Bitcoin a 700 BTC.