La Junta de Estabilidad Financiera (FSB), un organismo internacional que supervisa y propone reglas para el sistema financiero mundial, publicará recomendaciones para regular las monedas estables y las criptomonedas en octubre, según un comunicado del 11 de julio.

Con sede en Suiza, la organización reporta a los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20.

En su informe, el FSB dijo que la reciente caída del criptomercado había puesto de relieve la volatilidad y las vulnerabilidades de las criptomonedas y su creciente interconexión con el sistema financiero tradicional. Agregó que los criptoactivos podrían tener «efectos indirectos» en las finanzas convencionales, como los mercados de financiación a corto plazo.

Este informe es una reiteración de las preocupaciones que FSB destacó en febrero cuando dijo que las criptomonedas representan una «amenaza para la estabilidad financiera mundial».

El presente informe decía:

“Un marco regulatorio efectivo debe garantizar que las actividades de criptoactivos que planteen riesgos similares a las actividades financieras tradicionales estén sujetas a los mismos resultados regulatorios, teniendo en cuenta las características novedosas de los criptoactivos y aprovechando los beneficios potenciales de la tecnología detrás de ellos”.

El informe agregó que las criptomonedas y las monedas estables deben estar sujetas a las regulaciones existentes que abordan los riesgos de los criptoactivos.

Los activos digitales pueden desempeñar una función económica equivalente a las que realizan los instrumentos e intermediarios del sector financiero tradicional. Por lo tanto, estos activos deben cumplir con las regulaciones pertinentes que se aplican a la «naturaleza económica y financiera subyacente de los criptoactivos, en línea con el principio de «misma actividad, mismo riesgo, misma regulación», dice el informe.

Añadió:

“Los miembros del FSB se comprometen a utilizar los poderes de ejecución dentro del marco legal de su jurisdicción para promover el cumplimiento y actuar contra las violaciones”.

El informe también dijo que para que las monedas estables se adopten ampliamente como medio de pago o para que desempeñen un papel importante en el sistema financiero, deben cumplir con altos estándares regulatorios y de transparencia. Las monedas estables no reguladas pueden presentar riesgos significativos para la estabilidad financiera, agregó.