Iota ha anunciado el lanzamiento del ensamblaje de red de contrato inteligente descentralizado de capa uno, y el token ASMB adjunto, en un intento por acelerar la expansión de contratos inteligentes en una multitud de sectores, incluidas las finanzas descentralizadas (DeFi) y los tokens no fungibles (NFT).

Assembly utiliza la arquitectura existente de la red Iota, sobre todo la estructura de gráfico acíclico dirigido, para operar de forma adyacente como un puente interoperable y autónomo que aprovecha los beneficios de la escalabilidad y la seguridad robusta, entre otros.

Los desarrolladores de aplicaciones descentralizadas, o DApp, tienen la capacidad de crear sus propias cadenas de contratos inteligentes y establecer parámetros individuales para tarifas de ejecución de bajo costo, una función que también permite a los proveedores de servicios emitir activos de monedas estables en la cadena para incentivar a los validadores.

Además de esto, la plataforma es totalmente compatible con Ethereum Virtual Machine (EVM), además de admitir los lenguajes de contratos inteligentes Solidity, Rust, Go y TypeScript, y se espera que se agreguen más en un futuro próximo.

En una conversación con Cointelegraph, Dominik Schiener, cofundador y presidente de la Fundación Iota, reveló cómo Assembly se alinea con la visión general de Iota de crear un ecosistema descentralizado, así como cómo la infraestructura del proyecto podría proporcionar un entorno perfecto para la construcción del proyecto, declarando:

“El ensamblaje es completamente configurable y puede tender un puente a través de cualquier cadena de contrato inteligente que ejecute cualquier tipo y sabor que desee su constructor. Cada red construida con el protocolo se beneficiará de la seguridad compartida, la interoperabilidad y la infraestructura de tokens proporcionada por la red de la Asamblea “.

Relacionado: La Fundación Iota lanzará una red de ensayo y un token de recompensa

En octubre, la Fundación Iota lanzó contratos inteligentes beta con funcionalidad EVM en un esfuerzo por expandir la escalabilidad, la interoperabilidad y reducir drásticamente las tarifas transaccionales en la red.

Fuente: Iota

El modelo de distribución del token asigna el 40% de los activos de ASMB a una organización autónoma descentralizada de la comunidad, el 20% se otorga a los participantes de Iota (como recompensas distribuidas en los próximos dos años), un 10% adicional a los primeros participantes y desarrolladores de ecosistemas, dejando el 20% final a la Fundación Iota.

Al adoptar este modelo de gobernanza centrado en la comunidad, Assembly busca fomentar un entorno para creadores, desarrolladores y defensores de la comunidad que facilite la expansión del ecosistema de Iota en una amplia gama de sectores de Web3, incluido el Metaverso.

En medio de las ganancias financieras parabólicas de los tokens de metaverso MANA y LAND, además del creciente debate principal sobre el impacto de los mundos metaversos emergentes, Schiener expresó la importancia de establecer y mantener modelos metaversos abiertos, transparentes y autónomos:

“Sus fundamentos deben ser capaces de soportar y tender un puente sobre cualquier tipo de arquitectura técnica que deseen sus constructores, sin inhibiciones de guardianes, subastas costosas o arquitecturas rígidas limitadas a ciertos lenguajes de programación, máquinas virtuales o tipos de contratos inteligentes”.