La Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó una legislación que crea un Bitcoin Trust de $ 150 millones de dólares y apoya el desarrollo de la infraestructura y los servicios criptográficos en todo el país.

El proyecto de ley se aprobó el 31 de agosto y 64 funcionarios votaron a favor y 14 se opusieron a la creación del fideicomiso. El Trust está diseñado para facilitar la conversión de Bitcoin a dólares estadounidenses y respaldar el despliegue de una infraestructura tecnológica vital que permita la adopción generalizada de criptoactivos.

La noticia llega solo una semana antes de que entre en vigencia la controvertida Ley de Bitcoin del país. La legislación inminente reconocerá a BTC como moneda de curso legal en todo El Salvador y está programada para entrar en vigencia el 7 de septiembre. Actualmente, los dólares estadounidenses se utilizan como moneda de curso legal en el país.

El Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) ha sido designado para supervisar la operación del fideicomiso.

Los $ 150 millones serán redirigidos del préstamo del país de $ 500 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). El préstamo del BCIE se tomó originalmente con el propósito de la recuperación económica de las pequeñas y medianas empresas.

De esos fondos, $ 23,3 millones están destinados a respaldar la instalación de cajeros automáticos criptográficos respaldados por el gobierno, lo que permite a los ciudadanos locales intercambiar entre Bitcoin y USD. También se han designado $ 30 millones para ofrecer incentivos para fomentar la adopción de la billetera digital del gobierno, Chivo.

En junio, el presidente Nayib Bukele anunció que el gobierno lanzaría $ 30 en Bitcoin a cada adulto salvadoreño que descargue la billetera Chivo. Sin embargo, la población actual de El Salvador es de 6.5 millones, lo que sugiere que el gobierno cree que la adopción será menor o no ha asignado suficiente Bitcoin para todos.

Relacionado: Jubilados en El Salvador protestan contra la adopción de Bitcoin

En la nueva empresa relacionada de tokenización de activos e infraestructura financiera de hoy, Koibanx anunció que había firmado un acuerdo con el gobierno de El Salvador para desarrollar la infraestructura de moneda digital del país con la cadena de bloques de código abierto de Algorand en el centro.

La Ley de Bitcoin de El Salvador ha sido recibida con serias críticas y escepticismo por parte de organizaciones internacionales y su propia ciudadanía.

La ministra de Economía, María Luisa Hayém Brevé, dijo que el gobierno se centró en la educación de las criptomonedas y en el uso de incentivos criptográficos como un medio para calmar la gran cantidad de incertidumbre dentro de su población.