Los usuarios de criptografía de entre 30 y 39 años en Corea del Sur son, según se informa, el grupo demográfico con más depósitos en las principales bolsas del país.

Según un informe dominical de la Agencia de Noticias Yonhap, los residentes de Corea del Sur en sus 30 años depositaron aproximadamente 2.2 billones de KRW ($ 1.9 mil millones en el momento de la publicación) en los intercambios de cifrado Upbit, Bithumb, Coinone y Korbit a fines del segundo trimestre de 2021. Los adolescentes en el país representaron el grupo con la menor cantidad de depósitos con $ 3.4 millones, pero esto aún fue un aumento de más del 400% en comparación con los $ 824,000 que los menores de 20 años depositaron en el primer trimestre de 2021.

“Todos los grupos de edad están invirtiendo en activos virtuales”, dijo Doo-Hyun Yoon, miembro del Comité de Asuntos Políticos de la Asamblea Nacional. “El gobierno debe ser más cuidadoso al establecer una política sobre activos virtuales, incluida la atención especial a la posición de los inversores jóvenes “.

Los usuarios de Upbit representaron la mayoría de los depósitos con 3.500 millones de KRW, seguidos de Bithumb y Coinone. Este mes, según se informa, Upbit se convirtió en uno de los primeros intercambios de cifrado de Corea del Sur en registrarse con los reguladores del país: la Comisión de Servicios Financieros anunció a principios de este año que las plataformas de comercio de cifrado locales deberían registrarse como proveedores de servicios de activos digitales antes del 24 de septiembre.

Relacionado: FSC surcoreano niega planes para cerrar 11 intercambios de cifrado

A medida que los principales intercambios de cifrado trabajan para cumplir con este plazo, los más pequeños han estado considerando demandar al gobierno de Corea del Sur por su presunta falta de responsabilidad por la presión regulatoria excesiva. Las nuevas regulaciones permiten a las autoridades imponer una multa de hasta 50 millones de KRW a los intercambios que no cumplan o hacer que sus operadores enfrenten hasta cinco años de prisión.