El aún invicto prospecto de peso ligero Francisco “Chino” López (12-0-1, 8 KOs) sobrevivió a un susto esta noche (martes 8 de diciembre de 2020) al rescatar un empate dividido de 10 asaltos contra su decidido compatriota Iván León “Cachorro Canonerof” Benítez ( 14-4-1, 6 KOs).

Peleando en el evento principal de “Noche de Box”, presentado por Don Chargin Productions y Paco Presents Boxing, en asociación con Fabrica de Campeones, Ahome, López de Sinaloa parecía tener problemas con el estilo incómodo y rudo del Benítez de Veracruz y nunca pudo hacerlo. encontrar una manera de descargar su potencia de fuego superior.

Fue un feo choque de estilos con pocas combinaciones aterrizadas. López, frustrado, perdió un punto en la sexta ronda por golpes de conejo y otro cuando un cabezazo abrió una herida en el párpado derecho de Benítez en la octava ronda. Ambas pérdidas de puntos fueron discutibles y le costaron a López una victoria cerrada.

El duro Benítez recibió los golpes de López con sorprendente facilidad y encontró un hogar para lo suficiente como para hacer que el resultado fuera un mordisco para ambos peleadores. Al final, un juez cada uno lo vio 96-94 para cada hombre y el juez decisivo lo tuvo 94-94.

En el evento co-estelar, el ex retador al título mundial y peso gallo # 5 del CMB Alejandro “Peque” Santiago (23-2-2, 12 KOs) hizo una demostración de la diferencia entre un contendiente mundial y uno nacional al detenerse en Crosstown. “Rival” Erick “Lobito” González (13-2-2, 7 KOs) en cinco asaltos casi sin esfuerzo.

Aterrizando una cantidad preocupante de golpes de poder, casi a voluntad, mientras evitaba casi todos los disparos de respuesta de su oponente decidido pero superado, Santiago demostró por qué es un peligro para cualquier persona en el mundo en 118 libras. González cayó solo una vez, al final de la segunda ronda.

El final misericordioso llegó oficialmente a: 10 de la quinta ronda, ya que González fue sabiamente convencido de permanecer en su banquillo después del cuarto.

El peso súper pluma de Tijuana Cristian “Lacandonsito” Cruz (14-5, 6 KOs) continuó su renacimiento como un prospecto a seguir al anotar una amplia decisión unánime en ocho asaltos sobre el accidentado Francisco “El Rudo” Alarcón de México (10-6-2, 5 KOs).

Bajo la tutela de su padre / entrenador, el ex IBO y campeón de peso pluma de la FIB Cristóbal “Lacandón” Cruz, Cruz, de 23 años, se ha convertido en un boxeador / golpeador “al estilo Camacho” con una notable habilidad para pararse en el bolsillo y todavía será casi imposible de golpear. La pregunta de si seguirá siendo tan impresionante contra un nivel superior en la oposición aún no se ha respondido, pero el poderoso Cruz sigue pareciendo que puede tener algo. Las puntuaciones fueron 79-73, 79-73 y 80-72.

En la mejor pelea de seis asaltos de peso mosca que jamás esperarías ver, Los Mochis, el invicto de Sinaloa Bryan Luna (7-0, 3 KOs) sobrevivió a un enérgico asalto de José Giovanny Pinedo (3-1) de Ensenada para tomar una impresionante decisión mayoritaria en seis vueltas.

Para ser un peleador que todavía busca el primer nocaut de su carrera, Pinedo salió sorprendentemente agresivo desde la primera campana. Su implacable molino de viento encontró un éxito sorprendente contra la Luna más educada. Para su crédito, Luna mantuvo la compostura y lanzó contraataques bien colocados entre los tiros más imprudentes de Pinedo. La embestida continuó en todo momento, ya que Pinedo aplicó una presión inquebrantable y nunca dejó de lanzar desde todos los ángulos y con ambas manos mientras Luna buscaba separarlo inteligentemente.

Sintiendo que la pelea estaba más cerca que cómoda, Luna tuvo una buena ronda de cinco, ya que la máquina de golpe Pinedo pareció entrar brevemente en modo de ahorro de energía. Los pesos mosca lanzaron golpes sin parar en el sexto para coronar una guerra sensacional de ambos hombres. Los puntajes fueron 57-57, anulados por puntajes de 58-57 y un cuestionable 59-55.

Danny Andujo (6-3, 2 KOs) de peso súper mosca con sede en San Diego ganó una sólida decisión unánime en seis asaltos (puntuaciones 59-55, 59-55 y 60-55) sobre el duro Felipe Ayón de Ensenada (1-2-1, 1 KO). Andujo, un poco más bajo, usó el uppercut derecho con gran efecto y probablemente marcó la diferencia en una batalla de imágenes de espejo estilísticas. Sin embargo, ambos supermoscas tuvieron sus momentos en un buen golpe de acción. El ojo izquierdo de Ayon comenzó a hincharse por el tatuaje mecánico de las manos derechas y cuando sonó la campana final, Andujo parecía ser el más fresco de los dos toleteros.

En un peso pluma de cuatro asaltos para abrir el show, Christian Eduardo “Starboy” Santiago de Tijuana (3-0, 1 KO) tuvo demasiado todo contra el valiente oponente Miguel Alejandro Pérez (1-6-1, 1 KO), también de Tijuana. Santiago derribó a Pérez en la segunda ronda y fue más agudo y fuerte en todo momento. La decisión unánime fue puntuada 40-35 por los tres jueces.

“Noche de Box” fue transmitida en vivo en el nuevo y revolucionario Canal Digital en Vivo del WBC, a través de Vive Network desde Tijuana.