La FIA ha publicado un documento oficial que detalla sus pautas para el automovilismo en medio de la pandemia COVID-19.

Destacando la necesidad de “gestionar los riesgos asociados con la reanudación del deporte motor de la manera más expedita y responsable posible en el entorno COVID-19”, las directrices están destinadas a todos los eventos sancionados por el órgano rector del deporte, incluida la Fórmula 1 que regresa en Austria el 5 de julio.

En 74 páginas, el documento presenta el enfoque de la FIA tanto para las medidas estándar de mitigación de la transmisión del virus (como el uso de máscaras) como para las instancias específicas del automovilismo, como limitar el personal en la parrilla de salida y distanciarse cuando los conductores necesitan interactuar con la raza mayordomos

Específicamente para F1, es probable que la “estrategia de separación grupal” sea pertinente, donde los equipos, a los que se les permite 80 personas en el sitio cada uno, estarán limitados en sus interacciones con el paddock más amplio, que a su vez se restringirá a sí mismo.

En cuanto a la cobertura mediática de las carreras, el documento aconseja a todos los medios, excepto que la emisora ​​anfitriona aconsejó trabajar de forma remota, aunque GP247 entiende que esta medida será un poco más relajada para la F1, con diez periodistas autorizados a estar en el sitio, aunque confinados al centro de medios con sin acceso en persona a los conductores.

2020auto racingf1FIAformula 1formula onekimi raikkonenmotorsportracingseasonworld campeonato