NASCAR permitirá que un número limitado de espectadores asista a dos carreras de junio en Florida y Alabama en medio de la pandemia de COVID-19, dijeron el martes los organizadores de la popular serie de carreras.

El plan para reintroducir invitados en selectas carreras de la Copa NASCAR comenzará con el Dixie Vodka 400 del 14 de junio en Homestead-Miami Speedway y el Geico 500 en Talladega Superspeedway.

NASCAR, que pospuso las carreras a mediados de marzo debido a las preocupaciones sobre el nuevo coronavirus y reanudó la acción a mediados de mayo, dijo que dará la bienvenida a hasta 1,000 miembros militares invitados a la carrera de Miami, mientras que Talledega permitirá hasta 5,000 invitados.

Homestead-Miami normalmente puede albergar hasta 46,000 fanáticos, mientras que la capacidad en Talladega Superspeedway oscila entre 80,000-175,000.

Entre las medidas de seguridad vigentes, NASCAR dijo que los invitados que asistan serán evaluados antes de ingresar, se les exigirá que se cubran la cara y mantengan la distancia social.

“Tenemos un enorme respeto y aprecio por la responsabilidad que conlleva la integración de los invitados a nuestros eventos”, dijo el vicepresidente ejecutivo de NASCAR, Daryl Wolfe, en un comunicado.

“Creemos que implementar este proceso metódico es un paso importante para el deporte y el futuro de los eventos deportivos en vivo.

NASCAR fue el primer deporte importante en los Estados Unidos en volver a la acción en medio de la pandemia COVID-19 cuando celebró una carrera el 17 de mayo en Carolina del Sur sin espectadores.

2020auto racingf1formula 1formula onegrand prixmotorsportnascarracingseasonworld campeonato