Steve Kerr jugó 15 años en la NBA, ganando cinco campeonatos como jugador desde 1996 hasta 2003. Ha ganado tres anillos como entrenador en los últimos cinco años.

Kerr, quien fue construido como un tenista de fin de semana y era un prospecto marginal de la División I del sur de California, no tiene reparos en agradecer al hombre responsable de su enorme éxito.

“Todo lo que he podido disfrutar y experimentar en la NBA fue el resultado directo de jugar con Michael Jordan”, dijo recientemente al programa Waddle & Silvy de ESPN 1000. “Y no estoy siendo falsamente modesto, es solo la verdad”.

Kerr es solo una persona cuya vida cambió de estar en la órbita de Jordan.

La verdadera historia de Michael Jordan es cómo fusionó el dinero y el deporte para convertirse en el arquetipo del atleta moderno. Para algunos, es el ejemplo del exceso y el comercialismo. Para otros, él es el epítome de la grandeza.

Como…