La emisión de las docuseries “The Last Dance” ha sacado a varios ejecutivos de la carpintería, reviviendo historias de la era de Michael Jordan con los Chicago Bulls. Entre ellos están cómo los Dallas Mavericks y los Philadelphia 76ers estaban dispuestos a cambiar por Jordan durante el Draft de la NBA de 1984.

Según The Athletic, el gerente general de los Mavs, Rick Sund, le dijo al gerente general de los Bulls, Rod Thorn, que estaría dispuesto a separarse del alero All-Star Mark Aguirre si los Bulls renunciaban a la selección general número 3, que se usaría en Jordania.

Sund pensó que los Bulls saldrían de una temporada de 27 victorias y que Aguirre era una figura popular después de protagonizar DePaul. Fue un ex No. 1 del draft en 1981 y se convirtió en el segundo máximo anotador de la liga en 1983-84.

Sund quería emparejar a Jordan con su compañero de equipo de la universidad, Sam Perkins. Los Mavs tenían la cuarta selección general y “colgaron” a Aguirre, pero los Bulls habían estado esperando un tiempo para tener la oportunidad de elegir un marcador de diferencia y estaban empeñados en mantener la selección.

Los Sixers, dueños de la quinta selección general, también participaron en el sorteo de Jordan. El GM Pat Williams ofreció la selección No. 5 y un jugador para la selección No. 2 de los Portland Trail Blazers, que no llegó a ninguna parte. Williams luego se mudó a los Bulls en el No. 3, pero aunque no puede recordar cuál era la oferta, no fue suficiente para convencer a Thorn de que se separara de la tercera selección.

Es una locura imaginarse a Jordan usando algo más que el rojo sangre de los Chicago Bulls, pero estos dos GMs inteligentes trataron de reescribir la historia hace 36 años. Afortunadamente para Thorn, la historia está de su lado.