El entrenador en jefe de los Phoenix Suns, Monty Williams, está tratando de “liderar con el ejemplo”.

Williams escribió un artículo de opinión para The Athletic el domingo después de una semana de protestas tras la muerte de George Floyd en Minneapolis el lunes. Williams dijo que mientras está “enojado” y con “dolor”, también sabe que “debemos ser el cambio ahora”.

Monty Williams también habló sobre tener dos hijos afroamericanos y un hijo caucásico, diciendo que es lamentable lo diferentes que son realmente sus vidas:

Estoy angustiado cuando miro a mis hijos, dos son afroamericanos y uno es caucásico, porque muchas personas los ven de manera diferente. Ninguno de ellos debería tener que pensar cómo los tratará la policía si los detienen por pasar una señal de alto. Ninguno de ellos debe ser seguido a través de una tienda por departamentos por seguridad. Ninguno de ellos debería sentir el sudor rodando por su espalda cuando un policía los sigue por bloques. Por desgracia, sus mundos son diferentes, y algo está mal con eso.

Oportunamente, Monty Williams también pidió a otros miembros de la comunidad deportiva que usen sus plataformas y voces para promover el cambio social, en lugar de sentarse “de brazos cruzados”.

Esto ya se ha vuelto muy evidente en los últimos días, con atletas hablando en las redes sociales después de la muerte de Floyd y algunos incluso optando por marchar en varias protestas en todo el país. Jaylen Brown ha sido especialmente vocal y activo con su respuesta.

Williams también se aseguró de señalar que hay personas en uniforme que se han esforzado por servir verdaderamente a sus comunidades, independientemente del color, al igual que hay quienes han usado las protestas como una excusa para causar estragos y propagar el caos.

Pero lo esencial de todo, dijo Monty Williams, es la necesidad de poner fin a los problemas institucionales que afectan a Estados Unidos.