Dwyane Wade no solo se estableció como el tercer mejor escolta en la historia de la NBA durante su carrera como jugador, sino que también ganó muchísimo dinero mientras lo hacía.

Según Spotrac, Wade ganó $ 196,388,473 a través de contratos de la NBA durante su carrera en el Salón de la Fama.

El primer contrato que Wade firmó en la NBA fue en 2003 después de que el Miami Heat lo seleccionó con la quinta selección general de Marquette. D-Wade promedió 16.2 puntos, 4.0 rebotes y 4.5 asistencias como novato mientras ganaba $ 2,636,400. Su contrato de novato valió $ 8.5 millones durante tres años.

Durante su segunda temporada en la NBA, Dwyane Wade aumentó su promedio de anotaciones a 24.1 puntos e hizo su primer equipo All-Star. Miami fue un contendiente al título en la segunda temporada de Wade en la liga debido a la llegada de Shaquille O’Neal a South Beach. Shaq terminó dando a Wade el apodo de “Flash” y el nativo de Chicago nunca miró hacia atrás.

En su tercera temporada en la liga, Wade guió al Heat al primer campeonato de la franquicia. Promedió 28.4 puntos en los playoffs de 2006 y ganó el MVP de las Finales después de llevar a Miami al título sobre los Dallas Mavericks.

Wade ganó solo $ 3,031,920 esa temporada, pero se estaba preparando para una lucrativa extensión de novato.

En julio de 2006, el Heat firmó a Dwyane Wade por una extensión de tres años y $ 43.2 millones a escala de novatos. El contrato entró en vigencia durante la temporada 2007-08. Wade ganó $ 13,041,250 ese año y promedió 24.6 puntos. Sin embargo, solo apareció en 49 juegos.

En el verano de 2010, Wade tomó un recorte salarial que permitió al Heat fichar a LeBron James y Chris Bosh. D-Wade firmó un contrato de seis años y $ 107.2 millones con el Heat. Hizo $ 14,000,000 en el primer año de la era Big 3. El Heat perdió ante los Mavs en las Finales, pero se recuperó muy bien al ganar dos títulos seguidos en 2012 y 2013.

Dwyane Wade ganó $ 12,485,268 en 2011-12, $ 17,182,000 en 2012-13 y $ 18,673,000 en 2013-14. LeBron regresó a los Cleveland Cavaliers en el verano de 2014 después de que Miami perdió las Finales de 2014 ante los Spurs. El Heat siguió con eso al darle a Bosh un contrato de cinco años y $ 118 millones.

Una vez más, Wade estaba tomando un recorte salarial. Volvió a firmar con Miami en un contrato de dos años y $ 31.12 millones, esperando que lo cuiden en el futuro.

Sin embargo, esa promesa no fue cumplida por Pat Riley en el verano de 2016. Terminó llevando a Dwyane Wade a abandonar el Heat y firmar con su ciudad natal, Chicago Bulls, por un contrato de dos años y $ 47 millones.

La relación de Wade y Riley era mala en ese momento y D-Wade decidió regresar al Salón de la Fama uniéndose a los Bulls.

Wade promedió 18.3 puntos por juego en una temporada con los Bulls. Chicago fue a los playoffs pero perdió ante los Boston Celtics en la primera ronda en seis juegos después de tomar una ventaja de 2-0 en la serie. Wade ganó $ 23,200,000 en 2016-17 y luego acordó una compra con los Bulls en el verano de 2017 después de que Chicago canjeó a Jimmy Butler a los Minnesota Timberwolves. Wade ganó $ 38,750,000 en efectivo total con los Bulls.

Después de su única campaña con Chicago, Dwyane Wade firmó con los Cleveland Cavaliers en el verano de 2017 con un contrato de un año y $ 2.3 millones. Wade había vuelto con LeBron.

Sin embargo, Flash solo jugó 46 juegos con los Cavs antes de que Cleveland lo cambiara al Heat, el equipo que nunca debería haber dejado en primer lugar.

Wade y Riley hicieron las paces y todo volvió a estar bien en South Beach. El padre Prime firmó un contrato de un año y $ 2.4 millones con Miami antes del comienzo de la temporada 2018-19. También anunció que iba a ser su último año en la NBA.

La manera en que Wade terminó su carrera en la NBA fue épica. No solo registró un triple doble contra los Brooklyn Nets, sino que los mejores amigos de Wade estaban en la cancha. LeBron, Chris Paul y Carmelo Anthony hicieron el viaje al Barclays Center para ver a Dwyane Wade jugar su último partido en la NBA.

Wade es el mejor jugador en la historia de la franquicia de Miami. Ganó tres títulos en South Beach y terminó su carrera con promedios de 22.0 puntos, 4.7 rebotes y 5.4 asistencias.