La sensación de novato de los Pelícanos de Nueva Orleans, Zion Williamson, acaba de obtener una pequeña pero importante victoria en su batalla legal relacionada con los supuestos beneficios inapropiados que recibió antes de firmar con Duke en 2018.

Un informe del New York Post afirma que el campamento de Williamson ha logrado bloquear una demanda presentada por su ex agente de marketing, que parece requerir que Zion responda preguntas relacionadas con dichas acusaciones.

La orden del jueves otorgó a Williamson una suspensión y detuvo los procedimientos en la demanda de Prime Sports Marketing y la presidenta de la compañía, Gina Ford, cuyos abogados deben responder dentro de los 10 días.

Esta es una gran noticia para Williamson, ya que esta decisión es a su favor. La pausa en el proceso significa que Zion evitará, al menos por ahora, la necesidad de tomar la posición y explicar su versión de la historia.

Por otra parte, si lo piensas, esto parece una especie de admisión de culpa. Si realmente no recibió ningún beneficio incorrecto, seguramente no tendría nada que ocultar. Esto significa que puede limpiar su nombre mientras habla bajo juramento.

Sin embargo, también es posible que Williamson solo esté tratando de alejarse lo más posible de esta pesadilla de relaciones públicas. Puede que en realidad no haya ninguna verdad en las afirmaciones de su ex agente, pero el hecho de que el caso progrese en los tribunales causa un gran éxito a la reputación de Zion, así como a su marca.

Sin embargo, una cosa está clara: la controversia parece ser algo que acosará al joven de 19 años en los próximos años. Tal es el premio de la fama, supongo.