El entrenador en jefe de los Golden State Warriors, Steve Kerr, nunca evitó criticar al presidente Donald Trump.

Esa tendencia continuó el viernes cuando Kerr llamó a Trump racista en Twitter:

Gracias @PabloTorre por el texto perfecto. En 2017, Trump llamó a los jugadores arrodillados de la NFL que protestaron pacíficamente por la brutalidad policial “hijos de puta”. Anoche llamó a los manifestantes de Minneapolis “matones”. Es por eso que no se debe permitir que los racistas sean presidentes. https://t.co/klcg8TeCDK

– Steve Kerr (@SteveKerr) 29 de mayo de 2020

El trágico asesinato de George Floyd por un oficial de policía en Minnesota ha tomado al mundo por asalto. El ex mariscal de campo de la NFL, Colin Kaepernick, se arrodilló durante el himno nacional en 2016 para protestar pacíficamente por la brutalidad policial y varios estadounidenses lo llamaron antipatriótico, incluido Trump.

Kaepernick no ha jugado en la NFL desde la temporada 2016.

Sin embargo, casi todas las superestrellas de la NBA se pusieron del lado de Kaepernick en toda la prueba, incluido el base estrella de los Warriors Stephen Curry y el ex alero pequeño Kevin Durant. Kerr también ha sido un firme defensor y defensor de Kaepernick. El campeón y entrenador en jefe nunca ha sido fanático de Trump y Kerr probablemente continuará golpeando al presidente cuando lo considere conveniente.

La NBA está tratando de reanudar la temporada 2019-20 en julio o agosto en Walt Disney World en Orlando, Florida. Kerr y los Warriors tuvieron el peor récord en la liga antes de que se suspendieran los juegos. Esto viene después de que los Warriors fueron a cinco Finales consecutivas de la NBA.

Los deportes han pasado a un segundo plano en los últimos tiempos con la pandemia de coronavirus y el asesinato de George Floyd dominando los titulares.