La madre de Michael Jordan, Deloris Jordan, es una presencia destacada en las docuseries “The Last Dance” de ESPN.

Más allá de desafiar milagrosamente el proceso de envejecimiento, leyó conmovedoramente una carta de su hijo de la universidad sobre la factura del teléfono y los sellos postales.

Jordan provocó el momento de “Good Morning America” ​​en abril:

“Mi madre, ella mantuvo todas mis cartas”, dijo Jordan. “Es algo vergonzoso, pero es refrescante que me tome el tiempo de escribir una carta para decir cuánto amo a mi madre y, ya sabes, lo que necesitaba en la universidad”.

El documento también revela que Deloris jugó un papel integral en la historia de las zapatillas, ya que Michael estaba dispuesto a firmar con Adidas, solo para que Deloris lo obligara a tomar la reunión de Nike:

“Mi madre dijo:‘ Vas a ir a escuchar. Puede que no te guste, pero vas a ir a escuchar “, recordó Jordan. “Ella me hizo subir a ese avión e ir a escuchar”.

¿Qué más sabemos sobre Deloris?

Ella nació en septiembre de 1941 en Rocky Point, Carolina del Norte. Conoció al padre de Michael, James, en un juego de baloncesto de la escuela secundaria en Carolina del Norte. Asistió a una escuela de comercio en Alabama mientras James se unió a la Fuerza Aérea, y luego se reunieron y se casaron en 1957.

Tuvieron cinco hijos: Larry, Deloris, Roslyn, James Jr. y Michael (nacido el 17 de febrero de 1963). Trabajó como ama de casa, luego empleada de un banco.

Deloris montó a sus hijos con fuerza y ​​convirtió a Michael en un feroz competidor, especialmente cuando actuaba:

“Me dice que hoy se consideraría abuso infantil”, admitió a ESPN. “Sabía que tenía que sentar el precedente. Lo llevé a trabajar y lo obligé a permanecer en el auto todo el día y leer. Podía verlo desde la ventana del banco. Quería que supiera que siempre lo estaba mirando. Fuimos a almorzar y luego, después de la cena, conocí a una señora en la biblioteca, así que él se quedó allí y leyó un poco más ”.

“No tuvimos más problemas con él después de eso”.

En la famosa anécdota acerca de que Michael fue excluido del equipo de baloncesto del equipo universitario, se atribuye a Deloris la motivación de su hijo para convertir su ira en un trabajo duro.

¿Sus dos momentos más orgullosos de Michael? Verlo con una toga y birrete para aceptar su título de la Universidad de Carolina del Norte y verlo competir en el juego de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles.

Deloris también es autor de varios libros, entre ellos “La sal en sus zapatos: Michael Jordan en busca de un sueño”, “Las reglas de oro de Michael”, ¿Te dije que te amo hoy? ” y “Dream Big”. También escribió “Primero la familia: ganar el juego de la crianza de los hijos”, que describe sus siete principios de crianza de los hijos:

En 1989, cofundó la Fundación Michael Jordan, y en 2000, fundó la Fundación James R. Jordan en Chicago en honor a su difunto esposo, quien fue trágicamente asesinado en 1993. Deloris todavía se desempeña como presidente de la organización, que Su objetivo es proporcionar “un camino para salir de la pobreza al empoderar a los jóvenes para que alcancen su máximo potencial y al nivelar el campo de juego para que puedan convertirse en seres humanos exitosos y contribuyentes productivos a la sociedad”.

La Fundación se expandió internacionalmente en 2009 y construyó el moderno Centro de Bienestar para Mujeres y Niños de Kenia para brindar asistencia médica crucial a la región.

También abrió el Instituto Jordan para Familias en la Escuela de Trabajo Social de Chapel Hill.

Deloris Jordan ha impartido sabiduría importante a cada uno de sus hijos:

“Siempre les dije a mis hijos:” Cada uno de ustedes tiene regalos especiales, así es como los usan “”, le dijo a ESPN. “Cada uno tenía un talento, pero la forma en que lo abordaron era diferente de los demás”.

Michael Jordan puede no haberse convertido en la leyenda que es sin la excelente crianza de Deloris Jordan, por lo que merece mucho crédito cuando se cuenta su historia.