Huawei niega haber recibido miles de millones de dólares del Gobierno

Huawei termina el año como lo empezó: con la polémica en primer plano. Nuevas informaciones apuntan que la empresa habría recibido miles de millones de dólares en ayudas del Estado chino para favorecer el crecimiento de su negocio, resultando en una ventaja competitiva frente a otras empresas del sector.

Lo publica The Wall Street Journal en una nueva investigación resultado de investigar los movimientos de la compañía y los documentos e información financiera pública disponible al respecto. ¿El resultado? 75.000 millones de dólares que la compañía habría dejado de pagar como consecuencia de las facilidades que desde el Gobierno de China habrían dado a la gran empresa de telecomunicaciones nacional.

Entre las partidas más grandes de dinero que habría recibido la empresa se englobarían aquellas de operaciones crediticias, suponiendo cerca de 46.000 millones de dólares. Otros $25.000 millones sería la cantidad que Huawei se habría ahorrado al no tener que pagar ciertos impuestos, no cobrados por el Gobierno “con el fin de incentivar el sector tecnológico”.

Entre otros beneficios de los que también habría gozado la compañía se encuentran 2.000 millones de dólares en descuentos a la hora de adquirir terrenos en los que construir sus edificios corporativos.

Negativa de Huawei

El hecho de que Huawei reciba o haya recibido ayudas por parte del Gobierno chino no es un tema novedoso en su comentario, pues el pasado mes de marzo ya se apuntaba en esta dirección, precisamente, asegurando que la firma había recibido numerosos beneficios e incentivos fiscales.

La tecnológica, por su parte, continúa desmintiendo estas informaciones y alegando que es una compañía privada y como tal opera, sin tener más relaciones con el Estado que las necesarias y plausibles dentro de un entorno de desarrollo económico. En un reciente comunicado emitido por la empresa, respondiendo al citado artículo del WSJ, la firma asegura que este “se basa en información falsa y en un desacertado razonamiento”.

La relación de Huawei con el gobierno chino no es diferente a la de cualquier otra empresa privada que opere en China. Al igual que otras empresas tecnológicas que trabajan en China, incluidas las extranjeras, Huawei recibe cierto apoyo político del gobierno chino, pero nunca hemos recibido ningún trato especial. Nuestro capital proviene de nuestras propias operaciones comerciales y financiación externa, no de subsidios gubernamentales.