El primero de dos álbumes lanzados bajo el Lágrimas de miedo Durante la ausencia temporal de Curt Smith de la banda, Elemental de 1993 se ve a menudo como una salida en solitario de Roland Orzabal en todo menos en nombre.

En consecuencia, aunque alcanzó el número 5 en el Reino Unido y obtuvo un disco de oro en los EE. UU., Elemental ha permanecido en gran medida fuera del radar. Sin embargo, el álbum merece una reevaluación atrasada, sobre todo porque contiene algunas de las canciones más impactantes a las que Orzabal ha puesto su nombre.

Escucha Elemental ahora mismo.

Un periodo de cambio

En retrospectiva, Orzabal estaba experimentando un período de cambio profundo cuando se propuso componer las canciones para Elemental. Su ruptura con el cofundador de Tears For Fears, Curt Smith, en 1991, había resultado doloroso. Además, su esposa estaba teniendo un bebé mientras Elemental se reunía, principalmente en el estudio casero de Orzabal, Neptuno. Era un espacio donde quería “regresar a mis raíces y cambiar pañales al mismo tiempo que grababa”, como bromeó en un video promocional que acompañó el lanzamiento del álbum.

El entorno relativamente íntimo que dio origen a Elemental estaba en marcado contraste con las lujosas sesiones de gran presupuesto que dieron como resultado el álbum anterior de Tears For Fears, el multimillonario Las semillas del amor. Sin embargo, cualquier suposición de que sería un asunto de bricolaje de bajo presupuesto es infundada. Orzabal coescribió las canciones con el guitarrista de gira Tears For Fears, Alan Griffiths, pero el hombre que contrataron para supervisar las sesiones fue Tim Palmer, un productor de gran renombre conocido por sus grandes sonidos y su trabajo detrás de la consola. Robert Plant y mermelada de perlas.

Orzabal y Griffiths pueden haber manejado prácticamente todos los instrumentos, pero Elemental era todo menos Tears For Fears desconectado. De hecho, si bien la intención pudo haber sido despojar las cosas, Tim Palmer admitió más tarde que la famosa búsqueda de la perfección de Orzabal todavía era muy evidente durante las sesiones.

“Le gusta seguir adelante hasta que sea perfecto”

“Creo que es justo decir [Roland] tiene una idea muy firme en su cabeza sobre cómo ve las cosas ”, dijo el productor. “Él es muy crítico consigo mismo, lo que intenté relajar un poco, porque le gusta seguir adelante hasta que sea perfecto”.

Sin embargo, como demostraron canciones como ‘Goodnight Song’ inmediata, ‘Cold’ y el éxito del Top 20 del Reino Unido ‘Break It Down Again’, la ambición inextinguible de Orzabal nuevamente lo llevó a realizar canciones pop de pantalla ancha y vanguardista. con un atractivo atemporal De hecho, como si reconociera sus objetivos de llegar lo más alto posible como compositor, Elemental también incluyó ‘Brian Wilson Said’: una porción irresistible de chicos de la playa-esque pop que viajó mucho más allá del homenaje.

Curiosamente, las letras reflexivas de Orzabal a menudo estaban en desacuerdo con los gloriosos rayos de sol de sus melodías. Sonando como una actualización llena de experiencia de ‘Mad World’, la dramática canción titular del álbum incluyó líneas fatalistas como “Todo el amor del mundo no impedirá que caiga la lluvia”, mientras que el título del melancólico ‘Mr Pessimist’ quizás reflejó el estado mental contemporáneo de su creador.

“Todo en el universo es reciclable”

“Todo el impulso de la publicidad [these days] es distinguir que todo es maravilloso, pero la vida no es así “, reveló Orzabal, ofreciendo una pequeña visión del contenido del álbum. “Elemental está celebrando el hecho de que las cosas terminan. Hay un ciclo a la vida. Todo en el universo es reciclable, ¡incluso tú!

Tal angustia existencial fue, por supuesto, integral al ADN de los éxitos característicos de Tears For Fears como ‘Mad World’ y ‘Shout’, por lo que no es de extrañar que los fanáticos de la banda respondieran positivamente cuando Elemental apareció por primera vez, el 7 de junio de 1993. el álbum fue recibido por críticas bien balanceadas, como las de Rolling Stone (“Tears For Fears crea una síntesis perfecta de forma y fantasía, combinando una sublime orquestación pop con una visión genuina”), y su atractivo universal aseguró que se rompió el Top 10 en ambos lados del Atlántico.

Animado por la recepción de Elemental, Roland Orzabal volvió a reunirse con Griffiths y Palmer para el reflexivo Raoul And The Kings Of Spain de 1995, en el que exploró su herencia española, antes de finalmente reunirse con Curt Smith y comenzar un nuevo capítulo en la historia de Tears For Fears con 2004. titulado Todo el mundo ama un final feliz.

Elemental se puede comprar aquí.

Escucha lo mejor de Tears For Fears en Apple Music y Spotify.