El viernes 8 de mayo de 2020 celebraremos el 75 aniversario del Día de la Victoria en Europa. Nada trae recuerdos, consolas y evoca una era tan vívida e instantánea como las canciones populares del día. Dondequiera que los cantaran, en salones de baile o fábricas, en la radio o en la línea del frente, les daban a hombres y mujeres la inspiración para continuar. Pase lo que pase, dijeron, nos divertiremos mucho, un fin de semana encantador, reuniremos lilas en la primavera, alabaremos al Señor y le pasaremos municiones y nos encenderemos mientras los ruiseñores cantan en Berkeley Square. Explore nuestra selección de la mejor música para VE Day, presentada en Songs That Won The War, que incluye ‘We Meet Meet Again’, ‘The White Cliffs Of Dover’, ‘I’ll Beinging You’ y ‘The Lambeth Walk’ .

Las canciones son sobre optimismo. ‘Nos veremos otra vez’. Es una triste ironía que esas palabras utilizadas por SM la Reina para poner fin a su reciente discurso en la nación vuelvan a tener esa resonancia. Aquí estamos en medio de una aterradora pandemia, muchos de nosotros no sabemos cuándo, cómo o si nos volveremos a encontrar, al igual que la gente se preguntaba lo mismo durante los aterradores años de la Segunda Guerra Mundial.

Escucha canciones que ganaron la guerra en Apple Music y Spotify y desplázate hacia abajo para explorar nuestra selección de la mejor música para VE Day.

La mejor música para VE Day: canciones que ganaron la guerra
‘Nos veremos otra vez’

‘Nos encontraremos de nuevo’, grabado por primera vez en 1939 por Vera Lynn (aún así, increíblemente, con nosotros a la edad de 103 años) fue una de las canciones duraderas de la Segunda Guerra Mundial (un eco quizás inconsciente de ‘Till We Meet Again’ , entre las canciones más famosas de la Primera Guerra Mundial). ‘Nos volveremos a ver / No sé dónde, / No sé cuándo / Pero sé que nos volveremos a ver algún día soleado’, que no ha escuchado la canción en algún momento de su vida (tal vez por su uso en la escena final del Dr. Strangelove de Stanley Kubrick cuando la humanidad es aniquilada por una explosión nuclear)? Sin embargo, ninguno en un millón podría contarle nada sobre Ross Parker y Hughie Charles, los compositores ingleses que escribieron la canción, una de las mejores piezas musicales para VE Day. O que también escribieron otra de las canciones más famosas de la época: “Siempre habrá una Inglaterra”. Así que vamos a darles un nombre aquí y ahora: Albert Rostron Parker (1914-74) y Charles Hugh Owen Ferry (1907-95), ambos de Manchester. Debería haber una estatua. Fue solo en 1986, mucho después de haberse retirado como productor de teatro, que Hughie Charles recibió el prestigioso Premio Jimmy Kennedy de la Academia Británica de Compositores, Compositores y Autores. Su coguionista (quien como actor apareció brevemente en la película de Chitty Chitty Bang Bang) también escribió la primera grabación de Shirley Bassey “Burn My Candle”. ¡Uno para el concurso de pub!

(“Habrá Bluebirds Over) Los acantilados blancos de Dover”

El segundo lugar después de “Nos encontraremos de nuevo” en popularidad en tiempos de guerra fue (“Habrá Bluebirds Over) The White Cliffs Of Dover”, otro éxito de dos nombres olvidados, Nat Burton y Walter Kent. Fue escrito en 1941 durante los días más oscuros de la guerra, antes de que Estados Unidos y la Unión Soviética se unieran al conflicto. Nat Burton era un letrista estadounidense y, por lo tanto, no sabía que ningún pájaro azul había volado sobre los acantilados de Dover, blanco o de cualquier otro color, ya que no es indígena de Gran Bretaña. La mayoría de las grabaciones omiten los dos versos que preceden al coro familiar, los cuales incluyen la frase “Thumbs up”, que era el término RAF para permiso para ir y “volar esos cielos enojados”. El primero de ellos va …

Nunca olvidaré a las personas que conocí desafiando esos cielos enojados
Recuerdo bien cuando cayeron las sombras, la luz de la esperanza en sus ojos
Y aunque estoy lejos, todavía puedo escucharlos decir “¡Pulgares arriba!”
Para cuando amanezca …
Habrá pájaros azules sobre … etc.

La grabación más famosa de “Los acantilados blancos de Dover” presentó, nuevamente, Vera Lynn.

“Es un hermoso día mañana”

“Es un hermoso día de mañana”, otro gran éxito, sorprendentemente escrito en anticipación de una Segunda Guerra Mundial. En 1938, el productor de cine británico-húngaro Alexander Korda estaba en un taxi de Nueva York con el gran compositor Irving Berlin. La conversación se dirigió al acuerdo de Munich con ambos hombres expresando su inquietud por la situación internacional. Korda le preguntó a Berlín si ya había escrito una canción de guerra. Berlín no, pero unas pocas cuadras después, según cuenta la historia, había inventado la melodía y la letra. Berlin lo usó en su musical de 1940 Louisiana Purchase (un año antes de que escribiera “White Christmas”, todavía el single más vendido de todos los tiempos).

‘Te estaré observando’

Para muchas personas, la canción más hermosa de esta época es “I See Be You You”, otra balada escrita por un equipo de compositores estadounidenses y que debe su existencia a un musical de antes de la guerra. Sammy Fain y su letrista Irving Kahl lo usaron en una revista de 1938 llamada Right This Way (cerró después de solo 15 presentaciones). Su grabación más famosa es de Billie Holiday (1944), pero fue la interpretación de Bing Crosby en el mismo año lo que lo llevó a la cima de las listas. Varias personas han notado la similitud entre las primeras cuatro líneas de la melodía principal y un pasaje en el último movimiento de la Tercera Sinfonía de Mahler. El propio Mahler pudo haber recibido el mismo tema de Marco Spada, una ópera cómica ahora oscura de 1852 de Auber. No importa, es un rompecorazones.

(“Vamos a colgar) El lavado en la línea Siegfried”

Uno de los actos más populares de la época fue el dúo de comedia y canto de Flanagan y Allen. Bud Flanagan (1896-1968) y Chesney Allen (1894-1982) tuvieron su primer gran éxito de grabación con “Underneath The Arches” en 1932, escrita por Flanagan y Reg Connelly. Hubo un seguimiento (también presentado en Songs That Won The War) llamado ‘Round The Back Of The Arches’, nada tan exitoso como las grabaciones del dúo de (‘Nos vamos a colgar) The Washing On The Siegfried Line’ y ‘Run, Rabbit, Run’. El primero fue escrito por el compositor de canciones del Ulster Jimmy Kennedy (ver el premio en su nombre mencionado anteriormente) mientras era Capitán de la Fuerza Expedicionaria Británica durante las primeras etapas de la Segunda Guerra Mundial, con música de su compañero compositor Michael Carr (tenían tuvo un gran éxito de antes de la guerra con ‘South of the Border’). La canción de la “Línea Siegfried” (que se refiere a la vasta fortificación supuestamente inexpugnable construida en la década de 1930 a lo largo del frente occidental alemán) se publicó por primera vez en 1939 y se convirtió en una de las canciones más importantes de la guerra para levantar la moral. “Run, Rabbit, Run”, apareció por primera vez en una revista de 1939 llamada The Little Dog Laughed y fue escrita por Noel Gay y Ralph Butler. Siguió siendo inmensamente popular mucho después de la Guerra y fue la inspiración para ‘Who Do You Think You Are Kidding, Mr Hitler?’, La canción principal de la comedia de larga duración de la BBC, Dad’s Army, un pastiche escrito en 1968 y grabado por el el anciano Bud Flanagan solo unos meses antes de su muerte.

“La caminata de Lambeth”

Otra canción de Noel Gay, una de las mejores piezas musicales para VE Day, resultó más controvertida. Lamb The Lambeth Walk ’apareció en su musical de 1937 Me And My Girl. La canción toma su nombre de una calle local, Lambeth Walk en Lambeth, un área de clase trabajadora de Londres, y dio lugar a un baile Cockney de ese nombre popularizado por la estrella del programa Lupino Lane. Lamb The Lambeth Walk ’se convirtió en una gran locura de baile a ambos lados del Atlántico, y en Alemania, a pesar de ser denunciado por el Partido Nazi como” travesura judía y salto animal “. En 1942, el Ministerio de Información de Gran Bretaña realizó una breve película de propaganda titulada Lambeth Walk – Nazi Style, que configuró la canción con imágenes de la película Triumph Of The Will de Leni Riefenstahl, haciendo parecer que las tropas de las SS marchaban hacia ella. Atrápalo en YouTube. Sigue siendo muy divertido. El director de la película fue colocado en la lista de personas de Goebbel para ser eliminado cuando Gran Bretaña fue derrotada.

‘Lili Marlene’

Hay una canción durante los años de la Guerra que, de manera única, fue un éxito en Gran Bretaña tanto como lo fue en Alemania: “Lili Marlene”. De hecho, se jugó con tanta frecuencia en la radio en Alemania que Goebbels lo prohibió por un tiempo (hasta que la opinión popular lo obligó a cambiar de opinión). La letra original es en realidad un poema escrito en 1915 por un tal Hans Leip (1893-1983), un maestro de escuela de Hamburgo reclutado en el Ejército Imperial Alemán. Finalmente fue publicado en 1937 como ‘Das Lied Eines Jungen Soldaten Auf Der Wacht’ (‘La canción de un joven soldado de guardia’), con música en 1938 por Norbert Schultze y grabado por primera vez por Lale Anderson en 1939. En 1942 ella hizo una grabación de la canción en inglés, pero la letra que usó fue una traducción de Norman Baillie-Stewart, un oficial británico que trabajaba para la propaganda alemana y un predecesor de Lord Haw-Haw. Las letras alternativas en inglés fueron escritas por el gran letrista Tommie Connor, a quien el escritor actual tuvo la suerte de conocer bien. La canción fue grabada por muchos artistas, sobre todo por Marlene Dietrich, pero también por Anne Shelton e, inevitablemente, por la irreemplazable Vera Lynn.

La mera mención de estos nombres, junto con Glenn Miller, The Andrews Sisters, The Ink Spots, Gracie Fields y muchos otros, están asociados de manera indeleble con los años de guerra. Todas sus canciones, entre muchas otras, están incluidas en Songs That Won The War, que presenta nuestra selección de la mejor música para VE Day. Los sentimientos detrás de ellos son un tónico oportuno para los tiempos problemáticos actuales.