Para la mayoría de las organizaciones sanitarias, la decisión de implementar tecnología de movilidad clínica está impulsada por la necesidad de optimizar las comunicaciones del equipo.

Las circunstancias y los requisitos cambiantes pueden informar los esfuerzos destinados a reevaluar los flujos de trabajo clínicos y las herramientas de apoyo. COVID-19 ha subrayado estos desafíos y ha demostrado el gran valor que los dispositivos móviles pueden aportar a los proveedores y pacientes.

Las soluciones de movilidad clínica representan la convergencia de herramientas de comunicación y colaboración en un solo dispositivo; sin embargo, las capacidades de video no siempre se incluyen en el conjunto de soluciones estándar.

MOVILIDAD EN ACCIÓN: Descubra 6 formas en que las organizaciones de atención médica utilizan dispositivos móviles para brindar una mejor atención.

A medida que se extendía la pandemia, los hospitales respondieron integrando plataformas de atención virtual dentro de sus inversiones tecnológicas existentes. Para algunos, esto implicó la compra de más dispositivos móviles y tabletas para expandir el redondeo virtual y la telesalud a medida que un aumento en los pacientes con COVID-19 de alto riesgo llenaron camas de hospital y agotaron los suministros de equipo de protección.

Los dispositivos también han aumentado la velocidad y la precisión de la atención, especialmente en el cambio de turno, cuando la información a menudo se pierde en la traducción.

Aún así, la adaptación de la tecnología presenta su propio conjunto de desafíos, incluido el aprovisionamiento de nuevos dispositivos y la implementación de plataformas de video. Las soluciones de administración de dispositivos móviles han demostrado ser invaluables, permitiendo a las organizaciones pivotar más rápidamente.

Qué considerar al iniciar un programa de movilidad en la atención médica

El lanzamiento de una iniciativa de movilidad clínica requiere una estrategia que aborde los obstáculos actuales y mantenga la seguridad de los usuarios (y sus datos) a la vanguardia.

El primer paso: comienza con el final en mente. Los líderes de la atención médica deben definir los resultados que buscan mejorar y confirmar que las plataformas de movilidad clínica y las inversiones existentes son adecuadas para un propósito determinado. ¿Hay suficientes dispositivos a mano? ¿Cómo impulsarán los equipos de liderazgo la adopción?

VAYA MÓVIL: Haga estas 10 preguntas al lanzar un esfuerzo de movilidad en la atención médica.

A medida que la cantidad de dispositivos continúa proliferando y las plataformas de movilidad se vuelven más complejas, los procesos de administración y gobernanza deben permanecer sincronizados para crear una experiencia de usuario unificada y compartida, independientemente de si existe una política BYOD o de dispositivo compartido.

Reemplace los procesos de aprovisionamiento manual con automatización siempre que sea posible. Si los dispositivos se pierden o son robados, los equipos de TI pueden borrarlos de forma remota para proteger la información médica del paciente y otros datos confidenciales.

Mantenga el cumplimiento, la limpieza y la seguridad del dispositivo como una prioridad

La prevención de infecciones es siempre una prioridad dentro de un hospital, especialmente la contaminación cruzada entre cuidadores y pacientes. Las organizaciones sanitarias abordan este problema mediante una combinación de controles y procedimientos administrativos.

No es de extrañar que las organizaciones sanitarias se preocupen cuando surge el tema de los dispositivos compartidos. Los enfoques incluyen estuches para dispositivos antimicrobianos, soluciones de limpieza UVC y limpiezas minuciosas en los cambios de turno. Los hospitales deben gestionar sus procesos de forma eficaz para garantizar que las medidas preventivas se tomen de forma coherente.

Los hospitales también deben prestar atención a las preocupaciones de seguridad y cumplimiento en torno a los datos manejados por herramientas móviles. Cumplir con la HIPAA y los estándares regulatorios es un desafío importante, complicado aún más por las amenazas de ciberseguridad que se han vuelto más numerosas y sofisticadas durante la pandemia.

La autenticación multifactor y el cifrado de dispositivos que admiten datos en reposo y en tránsito se consideran un juego de mesa. Las organizaciones de atención médica deben asegurarse de que sus herramientas de colaboración por video cumplan con los mismos requisitos para que no existan vínculos débiles en una implementación de movilidad.

No hay duda de que las soluciones de movilidad salvan vidas, pero el trabajo está lejos de terminar. Una cosa es segura: los líderes clínicos y de TI deben continuar trabajando juntos a medida que evoluciona la situación de la salud mundial.

Este artículo es parte de la serie de blogs MonITor de HealthTech. Únase a la discusión en Twitter usando #WellnessIT.