Cada año, desde enero a diciembre, son muchos los teléfonos móviles que se presentan. Cada marca saca al mercado una media de 3 o 4 dispositivos. Esto hace que cuando lleguen periodos de compras señaladas como Black Friday o las Navidades, muchas personas no sepan exactamente qué teléfono comprar y cuál se ajusta mejor a lo que buscan.

La relación calidad – precio (sobre todo si esto último es bajo) es la que manda y hace que sólo uno de ellos se imponga sobre el resto. Si tenemos en cuenta los datos de compra del último Black Friday, celebrado hace pocos días, uno de los teléfonos más vendidos fue Xiaomi Redmi Note 8T. En parte porque es uno de los mejores teléfonos que se pueden encontrar y también porque además tenía un descuento extra.

Para estas Navidades, Xiaomi Redmi Note 8T sigue siendo una apuesta segura si tenemos que regalar un teléfono que ofrezca muy buenas prestaciones y que no exceda los 200 euros.

Motivos para comprar Xiaomi Redmi Note 8T

Una vez que ya hemos hablado y establecido el precio, es el momento de hacer un análisis del resto de componentes que convierten a Xiaomi Redmi Note 8T en una buena elección tanto para regalar a un amigo o familiar, como para nosotros mismos si queremos cambiar de móvil.

El principal aspecto a tener en cuenta cuando nos compramos un móvil es que sea capaz de sacar fotos muy buenas casi en cualquier situación. Afortunadamente, conseguir buenas imágenes no está sólo al alcance de la gama alta y ahora también podemos obtenerlas en otros terminales.

En cuanto cogemos Redmi Note 8T en la mano, lo primero que llama la atención es su módulo de cuatro cámaras. La principal, con un sensor de 48 megapíxeles, nos asegura capturar la máxima resolución en entornos con una luz apropiada. Pero eso no es todo porque además de la gran resolución, el sensor permite agrupar cuatro píxeles en uno, con lo que captar más luz y tomar fotografías buenas en situaciones oscuras.

La segunda cámara es un gran angular con el que captar escenas con un ángulo de 120º. La tercera cámara se encarga de medir la profundidad de campo y los objetos que hay en medio con lo que conseguiremos un efecto bokeh a la altura de cámaras profesionales. La cuarta y última es un macro con el que poder enfocar y fotografiar objetos con una distancia de hasta 2 centímetros.

Junto a la cámara, el segundo aspecto que más valoran los usuarios es la autonomía de la batería. En el caso de Redmi Note 8T, viene con una batería de 4000 mAh, lo que asegura completamente el uso diario, incluso dos días, si es menos exhaustivo. Además, gracias a su carga rápida de 18W podrás tener cargado el teléfono en unas dos horas.

Xiaomi Redmi Note 8T
Imagen: Luis del Barco | Hipertextual.

Pero claro, una buena cámara y una buena batería por sí solas no son suficientes. El exterior también es importante y lo primero en lo que nos fijamos cuando sentimos un flechazo. Redmi Note 8T tiene un elegante recubrimiento en cristal en colores gris medianoche, azul estelar y blanco lunar.

Si miramos al interior de Xiaomi Redmi Note 8T vemos un potente procesador Snapdragon 665 3
+9 más que cualificado para ejecutar todas las aplicaciones del teléfono sin retrasos o cuelgues. Este aspecto también es de vital importancia si queremos usar el teléfono para jugar.

En definitiva, todos estos aspectos hacen que, entre todas las opciones que vemos en el mercado a la hora de comprar un teléfono, haya uno que sobresalga por encima del resto. Tienes la versión de 4GB+64GB por 199 euros o, si requieres un uso menos exigente del teléfono, más barato aún con 3GB+32GB por 179 euros en mi.com y The Phone House.