Tesla patenta un sistema de baterías más baratas y de mayor duración

Gran parte de la atención de Tesla se la llevan los vehículos, pero uno de los aspectos más innovadores de la compañía está en su producción de baterías, el lograr que puedan ser cargadas a altas velocidades sin perder autonomía, producirlas en gran cantidad y sostener o aumentar su durabilidad con el tiempo con mínimo impacto en su efectividad.

Uno de los motivos por los cuales Tesla tiene tal ventaja en términos de innovación de baterías tiene relación con Jeff Dahn, inventor de las baterías de ion de litio, y su equipo, quienes trabajan en la compañía desde hace algunos años.

Meses atrás salió a la luz unas pruebas hechas por la división de investigación y desarrollo de baterías liderado por Dahn, junto a una patente que permitía que estas se autodiagnostiquen.

Las pruebas arrojaron resultados bastante prometedores, que ofrecerían una duración de más de 1.600.000 kilómetros en un vehículo eléctrico.

Las baterías tienen una nueva celda de ion de litio con un electrolito avanzado y un cristal de cátodo compuesto de níquel, manganeso y cobalto (NMC), que Tesla está intentando patentar.

Gigafactory de Tesla en China

De acuerdo a la descripción de la patente, esta sería más barata de producir y tendría más duración que las que se producen actualmente para los Model 3, que según Elon Musk, pueden durar entre 480 mil y 800 mil kilómetros, y que

Pero, de hecho, hay rumores que las baterías de los Model 3 producidos en China ya usan celdas NMC y podrían tener una duración aún mayor.

La ventaja inmediata de componentes de mayor duración es la reducción significativa en contaminación por componentes en desuso y más valor para el cliente, pues el vehículo le durará aún más sin necesidad de reemplazar la batería.

La aplicación de patentes se han realizado desde una de las subsidiarias de Tesla en Canadá (Tesla Motors Canada), donde se encuentra el equipo de investigación y desarrollo de baterías de la compañía.