El gigante editorial japonés Capcom aparentemente ha sido víctima de un ataque.

En un comunicado en su portal de relaciones con inversionistas, la firma informó que el 2 de noviembre, un tercero obtuvo acceso no autorizado a sus servidores.

Este pirata informático aparentemente también interfirió con algunas de las operaciones que se estaban llevando a cabo con los servidores internos de Capcom. La firma está trabajando con la policía local para llegar al fondo del incidente, pero ha dicho que no se filtró información de los clientes. No hay indicios de lo que buscaba este tercero o a qué parte de la infraestructura de la empresa estaban intentando acceder.

“Capcom expresó su más profundo pesar por cualquier inconveniente que esto pueda causar a sus diversas partes interesadas”, escribió la compañía.

Además, declaró que en la actualidad no hay indicios de que se haya violado la información del cliente. Este incidente no ha afectado las conexiones para jugar los juegos de la compañía en línea o el acceso a sus diversos sitios web.

“Actualmente, Capcom está consultando con la policía y otras autoridades relacionadas mientras lleva a cabo una investigación y toma medidas para restaurar sus sistemas. La compañía continuará ofreciendo actualizaciones relevantes a medida que los hechos se aclaren, a través de sus sitios web y otros medios. “